El silencio del Estado Colombiano ante la amenaza de muerte a animalistas

Cientos de hombres y mujeres en todo el país diariamente realizan actos para impedir el sufrimiento de animales no humanos y en ocasiones se deben enfrentar a algún humano que pretende explotar o torturar aquellos que no son de su especie.  Este imperativo ético, de impedir que los actos de dominación hacia animales de otras especies y el derivado sufrimiento de esta, pone en recurrente riesgo a los/as luchadores/as por la liberación animal.

El último caso conocido, de muchos  que suceden en Colombia, fue el del Miguel Palacio, joven Antioqueño de 19 años, que fue asesinado con un machete por impedir que golpearan a un perro. El asesino también dejado gravemente herido al hermano de Miguel.

Las amenazas o ataques a animalistas por parte de particulares o de los propios explotadores son recurrentes y han sido documentados durante manifestaciones en Cali , Manizales, Pereira , Medellín. Más grave son las amenazas y ataques premeditados , tal es la amenaza a la periodista animalista Eva Durán por denunciar los planes de exterminio de animales domésticos en Barranquilla por medio da la construcción del COSO municipal o el atentado planeado por cirqueros a Terry Hurtado de la Federación de Liberación Animal.

La displicencia de la justicia y entes investigativos en Colombia sobre los casos que ponen en riesgo la integridad física de animalistas es evidente, la hemos visto por medio de la inoperancia en todos los casos. Parece ser que el especismo de los entes del Estado se extiende a quienes buscamos que se reconozca a los animales no humanos como como parte de nuestra comunidad moral. Mientras tanto los explotadores de los animales han usado los instrumentos jurídicos para perseguir a los animalistas, tal es el caso de Orlando Beltran, presidente de ADAN de Bucaramanga; el concejal Alvaro Munera de Medellín y nuestro compañero Terry Hurtado. Todos acusados por la industria del secuestro circense.

El Estado que no reconoce los Derechos en los animales de otras especies, ha buscado limitar los nuestros e impedirnos su ejercicio. Así lo demuestran actos administrativos  que constriñen las libertades de los animalistas y la represión por parte de entes oficiales en ciudades como Pasto, Popayán, Cali, Armenia, Pereira, anteriormente Bogotá, Pamplona, Barranquilla entre otras.

Por ello exigimos al Estado Colombiano garantice la vida y el ejercicio de los derechos civiles de quienes conforman el movimiento animalista. Y que realice todos los esfuerzos necesarios para que se esclarezcan las amenazas y atentados que han sufrido todos los animalistas en el país con la finalidad de hacer Justicia.

Llamamos a los/as animalistas de toda Colombia a que respondamos trabajando con mayor determinación, con la radical fuerza de la No-violencia Activa y movilizándonos nacionalmente exigiendo Justicia en todos los casos.

Federación de Liberación Animal

4 Responses to El silencio del Estado Colombiano ante la amenaza de muerte a animalistas

  1. Claudia Cruz

    Mientras nuestro corazón nos de la fuerza necesaria, seguiremos adelante en pró de los que no tienen voz.

    • martha judith colonia velez

      Este estado mafioso está demasíado ocupado con su guerra sucia para ocuparse de situaciones que para éllos no son importantes y no les generan dividendo alguno en sus bolsillos o su posición. Así que sigamos defendiendo solos lo que el estado siempre ha tenido abandonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*