Performance: El Caballo y Yo Somos Uno

Esta actividad consiste en realizar la imagen de un caballo con cuerpos humanos, con el fin de denunciar el incumplimiento y falta de responsabilidad por parte de la Alcaldía de Cali para poner fin a la esclavitud de los caballos que son usados para halar carretillas.

INSCRÍBETE AQUÍ  http://bit.ly/1ebM0JY

Cientos de equinos en Cali sufren todos los días la explotación al verse forzados a halar una carretilla en medio del tráfico urbano.

Quienes los obligan a estas labores creen que los caballos pueden ser usados para el beneficio del humano, pasando por alto el verdadero interés de todos los animales por vivir en libertad y en medio de sus semejantes desarrollando los comportamientos propios de su naturaleza. Este prejuicio, la creencia de que los demás animales existen para servir al humano, se encuentra presente en gran parte de nuestra sociedad y es la principal causa por la cual los humanos esclavizamos injustamente a los demás animales para usarlos como alimento, vestido, objeto de entretenimiento y exhibición (como en la cabalgata por ej.), material de laboratorio o herramienta de trabajo.

La desidia del gobierno municipal permite que los caballos siguen sufriendo y muriendo en las calles por el incumplimiento flagrante y descarado de la ley 769 de 2002 y el decreto 0178 de 2012 del Ministerio de Transporte, que establecía como fecha límite para la culminación del proceso de sustitución de vehículos de tracción animal (VTA) el pasado 31 de enero de 2013.

El alcalde Guerrero y su Secretario de Tránsito Alberto Hadad aún no inician un verdadero proceso de sustitución de VTA en Cali que garantice unas condiciones dignas para los equinos y su recuperación física y psicológica luego de una vida de abusos. Sin embargo, la Secretaría de Salud por medio del Centro de Zoonosis realiza anuncios televisivos donde se menciona un supuesto programa de adopción de equinos. Informamos a la comunidad caleña que esto no es más que una cortina de humo que busca confundir y esconder la realidad, y es que hasta el momento ningún caballo ha sido liberado de la explotación de las carretillas.

Por eso, las personas que sentimos el dolor de los caballos explotados como nuestro propio dolor, su tristeza y angustia como nuestra, su deseo de verse liberados como nuestro propio deseo de verlos liberados, diremos: “El Caballo y Yo somos Uno” formando la figura de un caballo hecho con cuerpos humanos. ¡Por el fin del especismo y de toda de forma de explotación animal!

Entérese de la verdad sobre los caballos esclavizados para halar carretillas http://bit.ly/1gZxs4N

Documental: Caballos explotados en la Cabalgata http://bit.ly/TL1JFS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*